El trasplante de cabeza, trasplante de cuerpo o trasplante cefalosomático

Inmortalidad
Inmortalidad
La inmortalidad

Es la noticia de hoy, espero el olvido de mañana.

En las últimas horas varios medios de comunicación han estado interesados sobre una noticia sobre un trasplante de cabeza.

Mi opinión al respecto es que se trata de un trabajo hipotético que no tiene ningún fin claro. Es llamativo porque en el fondo apela al anhelo de la inmortalidad si fuéramos trasplantando la misma cabeza desde un cuerpo hasta otro.

Casi todos me han preguntado por la regeneración a nivel de la posible reparación medular. No me importa que la sección se haga con un neurotomo especial, o que la reparación se envuelva en polietilenglicol. La base fundamental de la regeneración nerviosa es la presencia de las células de Schwann, que son capaces de guiar el crecimiento de los “axones” o cables nerviosos. En la médula espinal no hay células de Schwann, y por eso los lesionados medulares no son capaces de recuperarse.

Al respecto de la recuperación nerviosa hace dos años realizamos una importante revisión sobre el uso de conductos neurales. Podéis verlo aquí:

What are the nerve graft alternatives

En el sistema nervioso periférico, es decir en los nervios de las extremidades o de la cara, la situación es distinta. Las células de Schwann son capaces de guiar la regenración nerviosa. Por eso tiene sentido que reparemos lesiones nerviosas en dedos, manos, antebrazos, brazos, plexo braquial y otras. También por eso podemos reimplantar partes amputadas y ver cómo vuelven a funcionar. O también podemos reconstruir a amputados con trasplantes alogénicos, es decir, desde donantes que han fallecido.

En cuanto a la regeneración nerviosa en el contexto de un trasplante, hemos publicado un buen número de artículos, así como mi tesis doctoral sobre recuperación funcional del trasplante facial, leída en la Universidad Autónoma de Madrid.

A nivel ético no tengo claro a quién habría que hacérselo…¿a quien no quiera morir? Es un anhelo del ser humano, ¿pero cuál es el sentido? Montones de cabezas trasplantadas en montones de cuerpos… ¿y qué cuerpos? Alguien tendría que morir para donarlos.

En mi opinión el trasplante de cabeza pertenece al campo de las elucubraciones un tanto absurdas y es más que cuestionable a nivel ético.

Nos Interesa Su Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s